Guazuncho – Cauce


Nos sentimos como niños en una juguetería cuando vemos la amplia gama de artistas que existen hoy en día, no nos queda más que excavar y sumergirnos en lo más profundo de nuestras entrañas para encontrar la música que más se adecúe a nuestra personalidad, y qué mejor que empezando por nuestras raíces. Nos sentimos muy afortunados de haber nacido en Latinoamérica, un área geográfica que abarca 22,222,000 km² y mucho más…

La escena independiente en Latinoamérica ha crecido a niveles estratosféricos, en los últimos años hemos visto una infinidad de artistas que proponen ideas frescas y arraigadas a su cultura, a su contexto. Uno de ellos es Iñaki Zubieta, un argentino que desde hace ya un par de años lleva componiendo música irrepetible, capaz de crear sensaciones jamás experimentadas. Llevando un par de años en la escena musical argentina bajo el nombre de Guazuncho, Iñaki nos presenta su más reciente material “Cauce“, una prueba contundente, la cual afirma que el hombre y la naturaleza pueden coexistir.

Fue en el invierno del 2011 cuando dio a luz su primer materal titulado “Puertas“, después del éxito alcanzado Guazuncho decidió componer un álbum que confirmara la magia y la pasión que plasma en cada una de sus composiciones. Empiezan a correr los segundos e inmediatamente una ola de sonidos, seguida de un clavecín y un inspirante acordeón inundan nuestros oídos con uno de los mejores discos hispanohablantes de lo que llevamos del año. Cerramos los párpados y sentimos como lentamente nuestro cuerpo se separa de la superficie, para trasladarnos a paisajes de ensueño.

Cauce es una colección de temas que fomentan la pasión, ya que en cada tema, cada nota podemos sentir el sentimiento con el cual Iñaki impregna en su guitarra, haciendo un juego perfecto con las dulces y relajantes melodías de los sintetizadores, los cuales hacen eco en nuestra mente. La nostalgia también se hace presente en sus letras, las cuales s convertirán en nuestras guías a lo largo de este sendero repleto de instrumentación, percusiones y armonías que nos hacen estar orgullosos de quienes somos.

Dimensiones alternas que juegan con los sentidos de un mortal.