¿Por qué nos gustan tanto los Ases Falsos?


11102689_803088749769428_5297063986690852201_n

Hace más de tres años que conocí a esta banda chilena con su disco debut, Juventud Americana, y desde entonces caí en cuenta de que estaba frente a uno de los mejores sucesos de la música latinoamericana, el cual vino a confirmarse apenas el año pasado con el lanzamiento de su segundo álbum, Conducción.

El motivo de este post es compartir una visión personal a nombre de todos los integrantes de Salvajenada sobre los factores que convierten a los Ases Falsos en una de nuestras propuestas favoritas.

Con un sonido que oscila entre el pop y el rock influenciado por bandas como Los Prisioneros (una de las bandas chilenas más populares en los 80) hasta cantautores como Juan Gabriel , y que si bien no es nada de otro mundo y hasta podríamos decir que es una propuesta sonora ya explorada en muchas ocasiones, tenemos que reconocer que han logrado ser dueños de un sonido característico y propio. En su trabajo se puede apreciar una gran habilidad para crear canciones sumamente melódicas que se nos pegan en la cabeza y no nos sueltan, dotadas también con un contenido lírico muy bien pensado y conceptualizado que ronda entre las fábulas, la protesta, la denuncia social y el romanticismo.

En la parte de la lírica es la que más se enfatiza el poder creador de Cristóbal Briceño, líder y compositor de la banda, quien además del que nos ocupa ahora, es parte de otros proyectos musicales de muy alta calidad como Los Mil Jinetes, Las Chaquetas Amarillas y Cristóbal Briceño & La Estrella Solitaria, lo cual da cuenta de su inacabable creatividad musical.

Para reforzar lo anteriormente expuesto, la mejor manera que conocemos es presentar una selección con las canciones que consideramos debes escuchar:

Una aleación perfecta entre un pop pegajoso y una letra que nos invita a sumergirnos en nosotros mismo y reflexionar sobre el punto en el que estamos parados.

“Te amo de manera insensata y verdadera, imprudente y convincente, fluye contra la corriente…”. Con una línea como ésta comienza la que es quizás la canción más romántica de los Ases.

En un tiempo de agitación social, Briceño viene a decirnos que “la fuerza de la idea no depende de una masa”, haciendo referencia a las manifestaciones que carecen de fundamento y convicción.

En esta canción se hace uso de una analogía tremenda, al analizar los puntos nos damos cuenta que estamos ante una descripción del poder que tiene hoy en día el internet, además de proponerlo como una salida de la manipulación que ejercen las grandes cadenas en los medios convencionales como la radio y tv.

Una de las canciones más estremecedoras de su repertorio. Una gran crítica hacia la sociedad misma que está en contra de las autoridades sin pensar que dentro de esas instituciones también hay humanos pensantes.

La canción con la que me los presentaron. Una joya en cuanto a la “poetización” de un hecho tan perturbador como lo es el suicidio.

Séptimo cielo se convierte en el relato sobre la muerte de un niño a causa de un golpe a manos de un compañerito de escuela. Relato basado en una nota que Briceño miró algún día en el noticiero. Y esa capacidad de crear una canción a partir de una noticia de un minuto es la que me parece admirable del músico. Lo mismo se observa en canciones como “El Golfo de Adén” o “Venir es fácil”.

Sin más pretensiones que el de regalarnos una bella melodía cargada de nostalgia para cerrar el grandísimo álbum que es Conducción.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s