Festival NRMAL 2015: Día 1


salvajenrmal

Texto y redacción por: Artemio Pedraza, Mauricio Ortega y Fernando Negrete

El Festival NRMAL 2015 llegó este año con un cartel sumamente prometedor, se acercó al centro del país (cosa que todavía no sabemos si celebrar o festejar) y nuestras expectativas de vivir una gran experiencia, pues desde 2013 dicho festival nos ha fascinado, eran muy grandes. Por fortuna, una buena logística (con sus detalles, como en todo) y la mejor curaduría del país, podemos decir que el Festival NRMAL 2015, al igual que en años pasados, fue mágico, y dejará vivencias en nuestras memorias por el resto de los días.

La idea originaria era escribir una crónica del festival como lo hemos hecho en otras ocasiones, sin embargo, decidimos que es mucho más ilustrativo y placentero leer una lista que en síntesis describa los 10 acontecimientos más memorables de aquella noche. “Agárrenlo bien brothers”:

PD. las fotos fueron tomadas desde el público con una ideología que persigue la relación propuesta-público y todos los hecho que pueden suceder en consecuencia de esto con el fin de narrar una mejor historia. Fotos de celular y mucha buena vibra. Olviden la primera, esa sí nos gustó mucho. Las demás sí son nuestras.

1. La distancia entre los escenarios

Pareciera ridículo (bueno, en realidad no) celebrar que la distancia entre los escenarios del festival era cortísima –contando que 2 de ellos estaban pegados y el otro a 5 minutos caminando– pero en realidad esto hace mucho menos probable que te pierdas la mitad de un set que quieres escuchar porque, además de estar empalmado con otro acto por por lo menos 20 minutos, tienes que caminar un kilómetro atestado de gente caminando sin dirección. La cercanía entre escenarios demuestra que NRMAL acepta su rol como un festival cuyo alcance no es masivo pero que aprovecha esto como una ventaja para hacer de la experiencia de su público una mucho más cómoda.

2. Viaje generacional con El Último Vecino

Foto por: E. Rivera

Foto por: E. Rivera

El Último Vecino fue la primer experiencia sublime que tuvimos el día sábado. Sobre el escenario, veíamos a un grupo encapsulado en la década de los 70’s el cual sonaba de hecho a una agrupación de los 70’s, pero no una convencional y referente al sonido de aquellos tiempos, sino a aquellas que se adelantaron a su época y se convirtieron en referencias de culto (véase Size, Casino Shangai y más tarde Chac Mool) que marcaron la pauta de muchos sonidos distintos. Mirar a El Último Vecino interpretar temas como Qué más daAntes Siempre Esperaba o Riscas fue revivir el momento donde convergieron el post-punk, el rock y el disco. Si tal cosa sucedió, la prueba tangible y empírica es el set de esta propuesta española.

A todo esto, sumándole que Gerard Alegre Dòria, mente maestra y cantante de la agrupación, es un intérprete que desborda honestidad, energía y una delicadeza que te contagia y estimula a bailar y disfrutar del momento como uno único e irrepetible. Un momento que, de no haber sido así, no hubiera sido.

3. La Vibe

NRMAL implica variedad, no sólo en su cartel sino en su mismo público. Desde que entras al venue es posible ver todos los outfits que se usarán de aquí a diez años y todos los que se usaron de aquí a cuarenta años atrás. Es curioso, sin embargo, no podemos negar la armonía y la convivencia que existe entre ellos (nosotros), si bien las personas con las que compartes audiencia no son tus mejores amigos (aunque sí es un número grande el de amigos que nos encontramos en el festival) cada quien respeta el espacio personal del otro, cada quien corea lo que quiere corear y lo imperante no es quién está a tu lado sino más bien quién está sobre el escenario, pues suele ser una propuesta que a) jamás creerías posible verla en el país hasta la llegada de este festival; o b) no la conocías pero está increíble.

De igual forma, a pesar de que ya hay vallas (cosa que no había en Monterrey) que dividen al público del artista en el escenario, sigue siendo muy fácil encontrarte a los mismos integrantes de las bandas merodeando por el venue con una cerveza en la mano. Los detienes, platicas con ellas y son súper buena onda la gran mayoría. Es bien sabido que NRMAL ha crecido como una promotora cuyo festival es cada vez más grande, sin embargo , la honestidad que hay en su curaduría y en la gente detrás del proyecto siguen generando una atmósfera íntima y agradable tanto para el público como para los artistas.

4. La personas que conoces

De la mano con el punto anterior, la convivencia en el NRMAL generalmente es fraterna y amena; en algunos pasajes deambulábamos solos por el festival y al encontrar a alguna persona que ubicabas ya sea por redes sociales, porque es integrante de “x” banda, es el Dj más famoso del barrio, es escritor(a) del medio que sigues, etc… Solamente tenías que acercarte, dirigirle algunas palabras, ellos, con la misma admiración que nosotros responderán y se emocionarán de saludar y conocerte. Para el día 2 les contaremos dos anécdotas lindísimas que le sucedieron a dos asistentes (OJO).

5. La intimidad expuesta y jamás amenazada en Majical Cloudz

ko

No nos ponemos el disfraz de profetas ni mucho menos el de Nostradamus, y de la manera más sencilla y modesta les recordamos todo lo que hemos dicho sobre este par de Montreal, sobre sus maravillas en vivo y su naturaleza empática que contagia hasta al más sangre-fría. Estábamos seguros que el show de Majical Cloudz sería épico. Eso sí, reconocemos que desconocíamos la magnitud y la escala de esto, pero en verdad estábamos seguros que algo, por más mínimo que fuera, nos íbamos a llevar a nuestra casa, porque de Devon Welsh y Matthew Otto se espera la reflexión, una reflexión integral que nos reposiciona como espectadores y melómanos.

Lo que vivimos en el escenario Red Bull Academy fue “májico” en todo el vasto sentido de la palabra. El escenario era inmejorable en cuanto a el tamaño y la iluminación. Con una confianza tremenda se aventuraron a salir al escenario a mencionar un hecho que hasta con traductor y todo, no fue del agrado de muchos: La mayoría de las canciones iban a ser nuevas. Algunos cuantos ya lo sabíamos, muchos otros no. No importa, los entendimos más cuando Devon explico que era una parte de su proceso evolutivo como banda y que este nuevo set representaba un des-estancamiento, un paso adelante en su carrera musical y personal.

IMG_3947

Los nuevos temas son hermosos, se nota una mayor madurez vocal (imagínense) en Devon y la participación de Matthew es mucho más dinámica en vivo. No mucho ha cambiado en cuanto a sonido, seguimos escuchando aquellas piezas atmosféricas introspectivas que exponen nuestra intimidad sin daño alguno y es que alrededor de tanta gente uno esperaría eso, pero no es el caso, esta intimidad se respetó y explotó en el momento en el que Devon bajo de escenario y se unió al público, cantando alrededor de todos nosotros. Los dos puntos clave del show fueron “Silver Rings” y “This Is Magic”. Los únicos temas de su primer álbum que interpretaron. En “Silver Rings” un chavo desconocido tomó el micrófono y mencionó que quería dedicar esta canción a su difunto amigo. Devon comprendió perfectamente y en un estado de melancolía extrema, con los ojos completamente cerrados y cabizbajo estremeció a todos nosotros. Finalmente fue “This Is Magic” la que colocó el show de este par como el más memorable de la noche. Suena a cliché, pero definitivamente el que estuvo ahí entiende que esta experiencia es casi imposible de describir con palabras, hace falta cerrar los párpados y recordar este bello lapso de tiempo.

6. Los padrotes de familia: Peaking Lights

IMG_3926

Para recibir el anochecer pasando por el crepúsculo, el matrimonio originado en San Francisco nos sumergió en un baño de electropop dub, el cual provocó que el cansancio de toda la semana desapareciera y la pesadez del cuerpo fuera nula. Las percusiones sampleadas por Aaron eran irresistibles, pues como lo declaraba en una entrevista poco antes de la presentación en NRMAL, su directo se ha transformado a comparación de años pasados, “lo hemos convertido en algo completamente nuevo, es muy diferente a lo que hemos hecho, creo que ha evolucionado porque ahora es más “bailable” y un poco más hipnótico y psicodélico”. Así mismo este concierto giró en torno a su último álbum publicado, Cosmic Logic, en el cual podemos comprobar que es su producción más dinámica hasta ahora. Mucho más convencional que sus antecesores, pero con esa esencia dub análoga característica que tanto nos han hecho volver a ellos en momentos de distintas índoles.

Las vocales de Indra en diversas ocasiones han sido fuertemente criticadas por la falta de tonalidad, colores y matices, sin embargo en esta oportunidad (a pesar de que el audio estaba un poco bajo), fueron atinadas y le imprimieron vasta profundidad y sutileza al entorno. Esperamos ese día en que su pequeño hijo pueda unirse al proyecto y acompañar la voz de su madre.

La sencillez es la marca registrada del duo, la verdad es que no son unos entretenedores natos ni mucho menos, al igual que su sonido, minimalista y de estructuras simples, pero ahí reside la maravilla de su música, en encontrar el fondo en la repetición y en no tener expectativas en lo que va a suceder, dejar llevarse conforme las repeticiones suceden y notarás que al final del desarrollo todo tiene sentido… La combinación de temas nuevos como New Grrl y Breakdown con viejas conocidas como All The Sun That Shines y Beautiful Son lograron un set memorable. Su primera vez en México fue todo un éxito.

7.  La furia y el slam imaginario en METZ

IMG_3885

Uno de los objetivos del festival es presentar propuestas emergentes a las que muy poca gente se les ha acercado. No te preocupes si vas al Nrmal y no conoces la mayoría del line-up. Es un síntoma que a todos nos pega y que no tiene nada de malo, al contrario, terminas descubriendo decenas de proyectos que acaban en los favoritos de tu biblioteca musical.

Eso nos pasó a unos cuantos con METZ, un trío canadiense que si bien tiene alrededor de 40.000 seguidores en Facebook, por alguna razón no había llegado a nosotros. Unas bestias totales. El inhumano calor que emanaba el sol fue reemplazado por un calor corporal (en el trío y en los asistentes) que irradabia salvajismo y destrucción total. Con temas veloces y de corta duración, no podíamos dejar de agitar la cabeza y desear que más gente hubiera estado ahí, haciéndose un slam que sólo ocurrió en nuestros pensamientos, pero aaaah, qué bueno estuvo. Tal vez la propuesta más prendida que vimos en el festival. ¿Cómo lo sabemos? Por la suma de la cantidad de sudor producida por cada uno de los integrantes.

Garage/noise-punk para los más agerridos.

8. Chancha Vía Circuito y “todos con las palmas arriba”

IMG_3953

Ejemplos son muchos de propuestas musicales latinoamericanas (Inti-Illimani, Los Olimareños, José Larralde) que en la trama de sus composiciones se encuentran elementos naturales y las interacciones que estos ocurren con el ser humano y sobre todo con los pueblos originarios y sus actividades productivas. Líricas entrañables que describen perfectamente un entorno socio-ecológico. Sin embargo, pocas son aquellas en donde la naturaleza salta de las líricas para aventurarse en el sonido. Los cantos de aves y la lluvia son algunos de estos elementos de los que hablamos y que nos deleitaron la noche del sábado 27 de febrero a manos del argentino Chancha Vía Circuito.

Este hombre representa magníficamente esta línea imaginaria entre la música tradicional andina y la electrónica contemporánea. Su set en vivo fue un entramado de sonidos provenientes de distintas partes de Latinoamérica y un danzón que cautivó a todos los asistentes que en la carpa Red Bull Academy se encontraban.

Ritmos repetitivos e instrumentos como la quena o las matracas llenaron a la gente de una alegría irreprochable. Todos los que estaban a lado nuestro bailaban como desquiciados, estábamos en un zenit que sólo se podía vivir a últimas instancias del primer día del festival y que queda como nuestro productor latinoamericano favorito de aquel día.

Al final nos quedamos con el Chancha repitiendo más de 10 veces: “Todo mundo levantando palmas” y pareciendo un animador de tardeada escolar. Una forma muy inocente y sencilla de levantar los ánimos❤

9. Mouse On Mars en constante avanzada

El duo alemán cerró las actividades del primer día de manera grandiosa, a pesar de la tardanza en el montaje del equipo, además de problemas de audio,  al inicio de su exhibición todo esto quedó en el olvidó y en el frío de la madrugada, la audiencia entró en calor una vez más. La gama de géneros iba desde el característico y nacional kraut/techno, otras veces totalmente disco, hasta llegar a pasajes ambient/experimentales, impredecible show y eso siempre se agradece. Cimentados en el sonido de sus comienzos allá en los noventa, sin embargo, absolutamente actualizados, extraordinariamente adaptados a lo que es hoy la cultura dance. No son esa típica banda casada con su época de “oro” que sigue y sigue sonando a lo mismo producción tras producción (escúchese Avicii, Maná, U2, Maroon 5, etc) Mouse On Mars es el ejemplo perfecto de lo contrario en el ámbito “electrónico”. La vanguardia germana siempre presente. Jan St. Werner Andi Toma nos reivindican que el software es tan valioso y válido como un instrumento “real”.

10. El todo es más que la suma de sus partes (aplica en ambos días)

Sí, el concepto de complejidad se hizo presente en el festival, y es que el Nrmal no fue el Escenario Azul + el Escenario Rojo + el Red Bull Academy + los asitentes, etc… El Nrmal fue esto y las diversas interacciones que ocurrieron entre estos elementos, los cuales se comprenden como un todo y no como fenómenos aislados ¿Cómo podríamos entender esto si no por estas interacciones, por lo que sucedió con los asistentes y las propuestas, por lo que ocurrió al momento de bailar en un escenario que per se no representa mas que un constructo arquitectónico? Es complejo, pero mucho más sencillo de lo que parece: las distintas figuras generan la forma, y la forma de NRMAL es esta experiencia que año con año nos ha cautivado y dejado deseosos de música, de vivir estas experiencias que sólo pueden generarse a una escala de intimidad tal, que festivales como el Vive Latino o el Corona Capital jamás podrían recrear. Y no los reprochamos, tienen también sus pros, pero algo como el Nrmal hacía falta en un país fragmentado como México.  *Se le sale la lagrimita y se va a su cuarto a cumplir las funciones básicas de un ser vivo*

IMG_3945

IMG_3873

Jerry Paper

IMG_3905

Kirin J. Callinan

IMG_3892

Neto de La Sex Fleur representando a Morelia en la olimpiada internacional de venciditas.

IMG_3927

“¿Qué opina de la recesión económica sucedida en México a partir de la baja de consumo de los chicles motita?”

IMG_3888 IMG_3911 IMG_3912 IMG_3942

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s