Reseña: Alex Calder // Strange Dreams


a0282424994_10
Hace ya varios meses vagando en internet descubrí un proyecto que en su momento representó un misterio muy llamativo. Al darle play podías escuchar una clara colaboración de Alex Calder en dicho trabajo, además de notables reminiscencias del sonido de Mac DeMarco, el sello distintivo de lo que se está dando en Montreal. El nombre de dicho proyecto: Mold Boy.

Hicimos algunas notas respecto a lo bien que nos sonaba la música creada por él o ellos. Incluso le preguntamos directamente a Calder si él estaba detrás de dicha banda y cuál era su rol, a lo que nos contestó con un simple “; )”, lo cual tradujimos en una aceptación implícita de que sí era él la cabeza de dicho proyecto. No lo negó, ni lo aceptó, pero de cierta manera nos sentimos invitados a ser cómplices de ello.
Después de un tiempo el misterio fue destapándose y nos dimos cuenta que, en efecto, Mold Boy era un alter ego increíblemente prolífico del canadiense, al grado de publicar un EP por mes. Ahora, con la publicación del LP Strange Days, las dudas que alguna vez tuvimos se disipan por completo y es realmente grato saber que la mente de Calder da para tanto.

Strange Days se compone de algunos tracks extraídos de los EP’s del proyecto de Mold Boy, a los cuales se suman otras canciones inéditas, conformando una excelente entrega que reafirma la espontaneidad genuina que hay en la música de Alex. Somos llevados de la mano por guitarras y voces difusas que resultan en una suerte de rock con inclinaciones muy fuertes hacia la creación de atmósferas típicas del dream pop.
El álbum en su manufactura está bien logrado y se convierte en una perfecta continuación del que fuera su EP debut, Time. Hay una secuencia en las canciones no muy habitual, en la que pasamos de escuchar algo sumamente pasivo a algo con tintes más inclinados al rock, aunque todo siempre envuelto bajo una cualidad etérea muy característica del sonido que Calder nos ha venido mostrando desde su debut.

El hecho de que este LP sea una especie de compilación de nuevas y viejas canciones, nos da a entender que Calder se tomó su tiempo para lograr un trabajo con la mejor calidad posible en cada corte, escogiendo de aquí y de allá lo que de forma concienzuda él seguramente consideró lo apropiado para integrar Strange Days, lo que convertiría a Mold Boy en una especie de refugio en el que guarda los B-Sides que no llegan a ser publicados bajo su nombre real.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s