Bill Yonson – “El Principe del Mar”


1534440_670233616372622_7539601040914697253_nDurante la semana pasada el músico chihuahense Bill Yonson publicó el álbum El Principe del Mar. El cual, tras su ausencia, marca un regreso que lo posiciona como uno de los exponentes mexicanos más atractivos en lo que va del año. No sólo porque la calidad de la producción es mejor que aquél LP que publicó en el 2012 (mismo que borró y decidió olvidar), sino porque logra crear una mezcla única de reggaetón y chillwave. O al menos así lo veo yo.

Antes de que se publicara la placa completa ya habíamos escuchado los temas Ya Se Fue (con colaboración de Marinero), el gustoso cover (en colaboración con Capullo) de Puertas (Guazuncho) y Chola. En el primero, veíamos una cara electrosa que a ratos recordaba a Washed Out, cosa que me parecía increíble; después venía el cover espectral de reggaeton ácido; y por último, el tema Chola, que resumía los dos adelantos previos para homogeneizar los elementos mencionados y presentar un pop ácido tropical con líricas un tanto cínicas y divertidas, mismas que reflejan la actitud egocéntrica del personaje que Bill Yonson ha ido creando a lo largo de su carrera.

Con una carga muy elaborada en las percusiones, vocablos un tanto ácidos y sintetizadores amenizantes, temas como Salir en SecretoPlayitaRosas y Pistola son perfectos para tirarse bajo una palmera y el cielo anaranjado. Bajo el mismo plano, Triángulo, tercer tema del álbum, es una de las mejores piezas del disco. Tal vez por los tintes de reggae o por la dulce melodía del coro cantando “Uh amor, no sé cómo decírtelo ya, no te me vayas a poner a llorar, no sé cómo sucedió… no puedo, dar una explicación” Lo sé, ya no es tan dulce.

Es de misma forma, que temas como WhatsappDías y Chola aumentan el tempo y en un compás de 4/4, te ponen a mover el culo mientras sacudes la cabeza. Acompañados también de líricas que van como “Y nos fuimos directo al coche, y yo no estoy hablando de autos“, se concluye uno de los discos que sin duda pelea una posición entre las mejores producciones del año. Si bien las letras pretenciosas y la voz ácida no son cosa que todos digieran, esta placa deja por mucho al Bill Yonson que anunció su retiro en 2013.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s