QUE EL MUNDO SE ENTERE


Samuel T. Herring, el hombre de tus sueños.

Yo: Samuel T. Herring, el mundo, el mundo, Samuel T. Herring.
Mundo: ¡Kiubo!

No sé cómo empezar esto, estaba pensando escribir cómo es que la música nos ayuda a escapar de la terrible realidad que vivimos hoy en día, sin embargo, este es un discurso más que comentado y en algunos casos no es del todo cierto. También estaba pensando en qué podría ser una buena carta de presentación en caso de que una invasión alienígena ocurriera ahora mismo, suponiendo que estos no sean del todo buena onda. Es más, hasta estuve a punto de comenzar este escrito intentando relatar la vida de Samuel T. Herring a partir de lo acontecido hace una semana.

Algo de lo que sí creo pertinente hablar es del poder de las interpretaciones en vivo. Se comenta mucho en la actualidad sobre la importancia económica que éstas traen a los músicos, ya que como algunos afirman, la venta de materiales ya no son rentables. Una por la creciente industria de la piratería y otra por el abuso de las disqueras sobre ellos. Es por esto que las interpretaciones en carne y hueso son el mejor fruto (muchas veces) para el éxito de bandas, DJs o cantautores. Cuántas veces hemos visto a una gran variedad de artistas que suenan igual o inclusive peor sobre los escenarios. La verdad es que es muy decepcionante y preferimos mejor escucharlos en nuestros reproductores. Sin embargo, también existe un puñado de músicos que cada vez que tocan en vive, pareciese como si fuera la última presentación de sus vidas, como si alguien les dijera: “Ésta es tu última presentación, cuando camines detrás de las cortinas tu vida habrá terminado. Has todo lo que nunca pudiste hacer con “tan sólo” música”.

Al parecer esto fue lo que le dijeron a Samuel T. Herring antes de “cantar” Seasons (Waiting On You) junto a su banda Future Islands en el show de David Letterman. Bastaría con decirles que éste ha sido uno de los únicos actos en los que Letterman no presenta indiferencia, sin embargo, va más allá de esto y es por esto que publico esto, como una especie de carta para el mundo, para que toda la gente vea esta bella obra de arte y quede tan maravillada como yo y otros miles de personas.

“Seasons change, and I tried hard just to soften you”, primer verso de la canción y principal causa que nos hace vaticinar una presentación pasional y melancólica. Samuel hace sentirnos frágiles y emotivos, sus ademanes nos caen como pesadas lecciones de un hombre experimentado. Su voz, que por algunos momentos parece perderse en carraspeos, suena como ninguna otra y las expresiones que su rostro comunica vislumbran un pasado de altibajos.

Son estos tres factores más sus pasos poco ortodoxos y momentos precicos de la presentación, los que me han hecho ver este video más de 50 veces. No sé qué es, pero quiero compartirlo y conocer su experiencia.

 

Un pensamiento en “QUE EL MUNDO SE ENTERE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s