Two Door Cinema Club – Beacon


Two Door Cinema Club está de vuelta presentando su más reciente material discográfico: Beacon. No se podía evitar prejuzgar al trío tras su álbum debut, se pensaba que serían notas pegajosas que traerías en tu cabeza todo el día. Se puede decir que en Beacon, Two Door Cinema Club poco a poco se está alejando de este estereotipo.

Escuchamos un álbum que pretende tomar a la banda sellada por Kitsuné como algo más que “los de la canción pegajosa” Se puede presenciar un cambio más maduro en su nuevo disco. Desde el simple hecho que ya no todas las canciones son caracterizadas por una guitarra bailable y una batería divertida. Esta vez se han tomado más tiempo en la realización del disco demostrando una parte más íntima de TDCC.

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=x8eGJz4t-V4]

Tampoco esperen un cambio dramático en TDCC, pues siguen usando los mismos elementos en muchas de sus canciones. Sólo que ahora lo hacen con un poco más de complejidad y sentimiento. En vez de demostrar a la típica banda que te hará zapatear toda la noche intentan dar a luz y transmitir lo que sienten.

Seguimos bailando pero ya también podemos escucharlos mientras cae el atardecer

Foxygen – Take The Kids Off Broadway


¿Qué tan fuerte puede influenciarnos el pasado para hacer algo? Es imposible prescindir del pasado y este siempre estará a un lado de nosotros, pisándonos los talones. Últimamente se ha puesto de moda eso de extraer de las tumbas música de las décadas pasadas y darle otro giro, una gota de frescura.

Foxygen es un dueto formado por 2 veinteañeros que gustan de revivir décadas pasadas a través de la música con un toque que lo hace único, pasando del garage-rock al jazz.

 

Desde que sacaron uno de los mejores sencillos que va del año (“Make It Own”) no hemos podido de quitar de la mira a Sam France y Jonathan Rado que después de haber sacado varios EP’s están de regreso con Take The Kids Off Broadway, una joya atemporal, un circo de sonidos que lo hacen todo un espécimen.

Con un añejo y de baja resolución este dueto de Nueva York ha hecho uno de los mejores discos que va del año, con 7 piezas hipnóticas que nos harán delirar una y otra vez, hasta quedar atrapados en el tiempo.

¡BAM!

Foals – B Sides


¿Qué pasaría si les dijeramos que es muy probable que no hayan escuchado todo lo que Foals ha escrito? Que tienen un gran recopilatorio escondido desde una cara que sólo los verdaderos fanáticos conocen. Foals a lo largo de su trayectoria, más en el principio, ha dejado en su camino lados B con los singles que publica. Desde 2005 hasta el momento, se han juntado más de diez canciones que no se encuentran en sus discos.

Todos amamos a Foals y su Rock Matemático que parece ser medido con el compás más exacto en el plano más detallado de la música. Con sus guitarras rápidas y a tiempo con una batería que parece maquina debido a su presición. Los coros con toques esporádicos en la guitarra y la voz de Yannis Philippakis. Son una ecuación bellamente compleja con un resultado que siempre termina positivo.

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=8DBYqzC8Qu8]

Todas las canciones de este recopilatorio son canciones que valen la pena y que seguramente dejarlas del lado B fue una decisión difícil para la agrupación. No son más que otra prueba de la calidad que Foals nos ha ofrecido a lo largo de sus siete años de trayectoria. Una serie de canciones que no pueden faltar en la biblioteca de cualquier fanático de Foals o del Rock Matemático que tanto los ha caracterizado.

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=iTPdpySFCL4]

Misophone – Another Lost Night


Es muy difícil describir lo que sentimos al momento de escuchar Misophone. Es como si una ráfaga de sentimientos se entrecruzaran en nuestra mente, hasta ambos, llegar a una misma salida. Ya les habíamos comentado sobre el talento que S. Herbert y M..A Welsh han estado desarrollando a lo largo de los años. Es fácil decirlo, pero tener 13 discos con más de 500 canciones en tan sólo 5 años es algo digno de aplaudir, lástima que los aplausos y los oídos son pocos.

Con esta entrega, Misophone busca ganarse un puñado más de orejas. La convocatoria es abierta a todo público para “Another Lost Night”, otro tesoro en busca de ser desenterrado y escuchado por generaciones.

Nos adentramos al cuarto de nuestros abuelos, husmeamos un poco y encontramos una caja cubierta de polvo, poniendo bien la vista sobre ella alcanzamos a leer: “Another Lost Night”. Ponemos la aguja sobre el acetato y este empieza a sonar.Con un sonido añejo, Misophone logra otra vez, un disco que sabe a nostalgia pura. Los recuerdos más hermosos que hemos tenido quedarán al descubierto con este disco, que sin duda alguna, vuelve a sorprendernos, a sacarnos una lágrima, una sonrisa de 13 piezas únicas, con una instrumentación que pone china nuestras pieles de reptil.

La verdad no sabemos por qué este dueto ha permanecido en el anonimato durante muchos años, no conocemos su historia completa, pero fragmente por fragmento, disco por disco podremos saber un poco más sobre Misophone y su sublime música, que esperamos llegue a ser disfrutada por todos.

¿Cuántas noches más tendré que desperdiciar?
Si no es ahora, será jamás…

Heavenly Beat – Talent


No puedo describir mi amor y admiración hacia Beach Fossils, es una de esas joyas que Captured Tracks ha sabido conservar estupéndamente, y sabremos que lo seguirá haciendo con esta y muchas otras bandas más hasta el fin de los tiempos. Fue una lástima enterarme hoy que el bajista de la banda John Peña abandonó dicho grupo para darle con todo en su proyecto Heavenly Beat.

Descrito como “Piña Colada Pop”, John Peña nos demuestra la razón por la cual dejó Beach Fossils, cerrándonos la boca con Talent, un disco para mover el “botecito” suavemente, con una infinidad de influencias que lo hacen todo un manjar. Sabroso hasta los pies.

Metemos a la licuadora un poco de pop ochentero, una cucharada de ritmos tropicales paradisiácos, un poquito de flamenco y una tazita de Bossa para crear una bebida éxotica llamada “Talent”. Ahora entendemos por qué John Peña abandonó Beach Fossils y es que este muchacho hace de Heavenly Beat una propuesta, más que prometedora. Un proyecto tan fresco como los rayos del sol, que cae perfecto para estos días, para relajarnos y pasarla bien con la banda.

 

Pónganse unas chanclitas, unos lentes de sol y saquen sus mejores pasos que Heavenly Beat ha llegado para quedarse.

Una orgía de influencias que agradan al oído de inmediato.